Calamares en su tinta







Este plato tan peculiar consiste en guisar el calamar en una sabrosa salsa negra, hasta que esté bien tierno. Generalmente es servido con arroz blanco, unas patatas fritas o ensalada. La versión de la salsa que te proponemos aquí incluye un sofrito preparado con cebolla, ajo pimiento, aceite de oliva y un poco de vino seco blanco. La tinta de calamar puedes comprarla enlatada o extraerla tú mismo de los calamares, aunque esto puede demorar un poco el proceso de cocción.





Ingredientes 


1 ½ libras de calamares enteros, pequeños y frescos
1 / 2 cebolla picada
1 / 2 pimiento verde picado
2 dientes de ajo finamente picados
1 / 2 taza de salsa de tomate o 1 tomate fresco rallado
1 / 4 taza de vino seco blanco
Agua (suficiente para cubrir apenas el calamar)
Sal al gusto
Pimienta negra al gusto (opcional)


Modo de preparación

1. Para extraer la tinta de los calamares, separe la cabeza del cuerpo, dejándola libre para obtener la bolsa de tinta que hay en el interior, retírela con la mano suavemente y coloque el líquido en un recipiente limpio. Para extraer mayor cantidad de tinta, pinche con un cuchillo debajo de los ojos y drene las pequeñas porciones que allí se encuentran.  Repita el proceso con cada calamar, almacenando toda la tinta en el mismo recipiente, para luego agregarle un poco de sal y un buen chorro de aceite. Mezcle todo bien hasta formar una salsa negra y gruesa. Deje de lado por ahora.



2. Continúe limpiando los calamares, retire el hueso fino que hay en el interior de sus cuerpos, frote y retire la piel exterior, corte la carne  en anillos y enjuague varias veces. Deseche las cabezas y guarde los tentáculos bien limpios. A continuación, escúrralos  y reserve.
Ponga a calentar un poco de aceite de oliva extra virgen, a fuego medio-alto, añada los calamares, revuelva y suba el fuego a alto hasta que se evapore todo el líquido. 


3. Mientras tanto corte la cebolla, el pimiento y el ajo, así como el tomate en caso de que sea natural. Cuando todo el líquido de haya evaporado, disminuya el fuego a medio y agregue la cebolla, el pimiento, el ajo y cocine por unos 5 o 7 minutos, revolviendo ocasionalmente. Agregue el tomate y cocine por 5 minutos más. 

4. Adicione la tinta de calamar y revuelva bien. Cuando comience a hacer burbujas, añada el vino seco, lleve a ebullición, agregue agua suficiente para cubrir apenas y espolvoree sal y pimienta al gusto. Luego de hervir  un poco, baje el fuego, tape y cocine a fuego lento durante unos 45 minutos o 1 hora, hasta que estén muy suaves.

5. Finalmente sirva sobre arroz.